😷 COVID 19: PUEDES RESERVAR AHORA Y CANCELAR 48 HORAS ANTES DE TU LLEGADA – TE DELVOLVEREMOS EL 100% DE TU DINERO

Caleta de Famara: un entorno natural idílico en Lanzarote

¿Quieres un lugar ideal para surfear? Te presentamos todo lo que necesitas saber sobre la localidad de La Caleta de Famara, un lugar increíble en la isla de Lanzarote.

Si quieres hacer surf en Famara, no te lo pienses ni un minuto, ven a aprender con un equipo experto que ama el surf y lleva más de 20 años enseñando a gente de todo el mundo. ¿Te animas?

Vamos a conocer un poco más el lugar donde surfeamos:

La historia de La Caleta de Famara

Comencemos a hablar de la historia. Hablamos de un lugar cercano al imponente risco de Famara, donde veremos que el pequeño pueblo de pescadores de La Caleta de Famara es el sueño de todo aquel turista que quiera un estupendo lugar turístico, siendo destino de costa en la isla canaria de Lanzarote. Debemos saber que, a veces, es solamente conocido como La Caleta, donde nos toparemos con esta población en el término municipal de Teguise, al norte de la isla.

Para eso, debemos remontarnos a los comienzos del siglo XX. En esa instancia, sirvió como refugio de las familias más pobres del municipio, ya que en ese lugar podían vivir de la pesca. En el momento en el que empezó la década de los 70, todavía no había ni luz ni agua corriente en esta aldea, aunque ya empezaban a llegar los primeros turistas, debido a las impresionantes aguas del lugar.

O sea, en términos de historia, los franciscanos que habían llegado con Juan Bethencourt en 1402 decidieron fundar un oratorio en esta zona. En esta zona construyeron la ermita de Nuestra Señora de las Mercedes, y permanecieron allí alrededor de 30 años, viviendo de las limosnas, la agricultura y la pesca.

Más tarde, en los escritos de Fernando Torriani vemos que aparecía Famara como un lugar donde existían varios pozos de agua salubre. Después, en el inventario efectuado en 1560 se registraron los pozos de agua del Chafariz y las fuentes de Famara. En fechas cercanas a 1783, también supimos que La Caleta era conocida por ser una fuente para extraer pescado.

En ese lugar se podían encontrar unos almacenes de piedra seca, siendo los lugares en los que se hacía un inventario de los barcos que eran utilizados en los períodos de pesca. Para el año 1850 se tiene constancia de que los habitantes de esta zona eran pocos, pero existentes: en La Poceta diez habitantes, en La Famara habín seis y la Caleta estaba deshabitada.

Unos 15 años después, aproximadamente sobre 1865, don Gregorio Tavío, natural de Soo, construyó con piedra y barro un almacén en la Caleta de Famara, lugar en el cual se llegaba a pescar desde hacía muchos años. Se trató de la primera construcción del lugar, porque, hasta la fecha sólo existían pequeños almacenes de piedra seca.

Después de un tiempo, empezaron a llegar a la Caleta familias procedentes de la Graciosa y la playa se empieza a poner de moda en verano. Es ahí cuando empiezan a llegar las visitas de los vecinos de Teguise. La cal que se producía en las caletas de Famara comenzó a usarse para la construcción de viviendas y para edificar la ermita del Sagrado Corazón de María.

Ya para el año 1909 se juntaron una gran cantidad de visitantes. ¿Los motivos? La de las fiestas patronales. Para ese momento, La Caleta ya disponía de tres edificios, veinticuatro almacenes y veinticinco habitantes. Es por esto por lo que, poco a poco fue convirtiéndose en el destino favorito de las familias más ricas de la isla, que se construyeron aquí sus casas como un hogar de vacaciones en temporada.

Vemos que, en la actualidad, La Caleta sigue manteniendo el encanto de las pequeñas poblaciones marineras, teniendo una playa extremadamente bonita, con calles de arena y los clásicos restaurantes especializados en mariscos y pescados. También son verdaderamente conocidas sus espectaculares puestas de sol, que te permitirán paisajes de ensueño.

Se trata de una combinación de la majestuosidad y tranquilidad del risco y del pueblo, la cual fue disfrutada durante años el artista lanzaroteño César Manrique. Para él este lugar era único y fue fuente de inspiración. A la vez, La Caleta también permitió una multitud de estampas familiares de prácticamente todas las familias de la isla. Es considerado como un lugar de reunión, de disfrute y un símbolo de la isla que hasta la fecha sigue siendo visto como un lugar marinero.

A la vez, todos los años, para finales de agosto, la Caleta de Famara acoge a multitud de personas para celebrar las fiestas de su patrona. Se trata de un evento único en su especie, donde se combinan actos religiosos, deportivos, lúdicos, además de las ganas de divertirse y terminar el verano en un lugar único: la Caleta de Famara.

El encanto de la playa de Famara

Obviamente, tenemos que hablar de la playa de Famara. Se trata de un lugar con unos seis kilómetros de largo, además de una anchura media de 100 metros. En este caso, hacemos referencia a la playa de Famara, que no es tan aconsejable para el baño, ya que integra un fuerte oleaje e intensas corrientes.

Sin embargo, lo que aquí nos interesa es poder practicar deporte. Para eso, debes saber que se ha convertido en un auténtico paraíso para aquellos surfistas profesionales y aficionados al kitesurf. Se trata de un destino turístico donde acuden en masa surferos llegados de todo el mundo, que han renombrado este arenal como el “Hawái de Europa”. Incluso, en el mes de octubre tiene lugar el campeonato ASP Pro de 6 estrellas “La Santa”.

Si tienes pensado bañarte no es lo aconsejable, aunque también es cierto que puedes aprovechar para para dar largos paseos por la orilla, especialmente cuando baja la marea y se hace mayor la su superficie húmeda. Se trata de todo un lujo para sentarse en ella al atardecer, donde disfrutarás imponentes puestas de sol.

Qué ver y hacer en La Caleta de Famara

En este punto, conviene hacer una descripción de La Caleta de Famara. Se trata de una pequeña localidad de la isla de Lanzarote, la cual se encuentra situada en un enclave privilegiado de gran belleza en pleno Parque Natural de Chinijo. La playa, a la que acuden multitud de amantes del surf y el kitesurf, es la principal atracción turística.

Al mismo tiempo, hablamos de un pueblo de pescadores en la costa noroeste de la isla de Lanzarote. Cuenta con unos 1.000 habitantes, formando parte del municipio de Teguise, motivo por el cual encontrarás la tranquilidad que estabas buscando.

Asimismo, la Caleta de Famara forma parte del municipio de Teguise. La encontrarás cerca de pueblos como Charco del Palo, Teseguite, el Mojón, Los Valles, Villa de Teguise, Guatiza, Los Ancones, Costa Teguise, las Caletas, Nazaret, Tahiche, Mogaza, Tomaren, Tao, Tiagua, Muñique , Soo, Caleta de Caballo y La Graciosa.

Una de las principales características que evalúan sus turistas es que, al pisar esta preciosa localidad, apenas verás calles asfaltadas. En cambio, todo se mantiene al conservar sus callejuelas de arena, además de pintorescas casas pintadas de blanco con carpintería en azules o verdes.

De esta manera, lo primero que percibirás es que en la Caleta de Famara se respira tranquilidad. Una de las claves es el silencio, que casi se puede tocar, debido a que el estrés y las preocupaciones desaparecen con un soplo de viento y la serenidad invade el alma. Por esto, es una buena escapada de tus obligaciones.

A la vez, el atardecer es un espectáculo grandioso, debido a que el sol va cayendo lentamente, iluminando y tiñendo con fuerza las paredes rocosas de tonos rojizos y anaranjados del Risco de Famara. Todo esto, a la vez en la que van desapareciendo en la oscuridad los islotes del Archipiélago de Chinijo.

En términos gastronómicos, Caleta de Famara es un pueblo pesquero, razón por la cual el viajero podrá degustar un riquísimo pescado fresco preparado al más puro estilo tradicional, todo mientras tiene un paisaje para contemplar la inmensidad del océano. Incluso, puedes comer y luego dar largos paseos regeneradores. Así, vas a poder observar los islotes del Archipiélago Chinijo o la hermosa coloración en tonos anaranjados y rojizos que se puede apreciar en el risco de Famara al atardecer. Vas a tener a tu alrededor toda la serena belleza del Parque Natural Chinijo.

Sin embargo, obviamente, querrás saber más sobre el surf. Si nunca tocaste una tabla, no hay problema: en el pueblo existen algunas escuelas para poder aprender. La playa de Famara es enorme, por lo que hay gran cantidad de espacio para surfistas, incluyendo niños jugando en la arena, adultos disputando un partido de fútbol y gente de todas las edades paseando por la orilla.

Locaciones específicas

Lo primero que sabemos es que tenemos una playa preciosa con lengua de arenas blancas. Considerada como una de las más hermosas de toda la isla, hablamos de una playa que se extiende desde los escarpados acantilados de Risco de Famara. Como bien mencionamos, una de sus principales características es el fuerte oleaje y las corrientes, que la convierten en lugares no aptos para el baño, aunque si para la práctica de deportes tan divertidos como el surf, el kite-surf o incluso el ala delta.

En cuanto al risco de Famara, vemos que se trata del pico más alto de toda la isla de Lanzarote, denominado Peñas del Chache, la cual cuenta con 671 metros de altitud. Con un origen volcánico, vemos que tiene una longitud de 23 kilómetros, los cuales se extienden hasta llegar al Océano Atlántico formando un gran acantilado.

Aquellos que tengan un gran espíritu aventurero y se quieran adentrar en este relieve montañoso al norte, verán que, al final de este risco, tendrán como recompensa una enorme vista a la isla La Graciosa y al Parque Natural del Arquipiélago de Chinijo. Se trata de la ubicación en la que está el Mirador del Río, obra del artista César Manrique.

Al mismo tiempo, este risco alberga una Zona de Especial Protección para las Aves, por lo que los niños se lo pasarán genial con los prismáticos al momento de avistar las diferentes especies de aves que hay por la zona. Se trata de una zona cuidada, pero también hermosa para poder disfrutar en familia, por ejemplo.

Cómo llegar a la Caleta de Famara

Suponiendo que decidiste viajar en avión a Lanzarote, probablemente quieras visitar la Caleta de Famara después de toda la información que te hemos podido dar. Por lo tanto, existen distintas opciones para que puedas llegar a sus playas y disfrutar de todas las características mencionadas.

Llegar en coche a Famara

Si lo que quieres es conocer la isla, te aconsejamos que te alquiles un coche, ya que el transporte público limitará tu movimiento. Para llegar a Caleta de Famara vas a poder alquilar un coche en Lanzarote, debido a que es muy barato y tienes la posibilidad de recoger y devolver tu coche en el mismo aeropuerto.

Esto puede hacerse desde 15€/día todo incluido: seguro a todo riesgo, sin límite de kilometraje, ninguna penalización por recogerlo o dejarlo a deshoras, entre otras opciones. El problema con algunas compañías es que te dan un precio super barato a través de la web, aunque luego te quieren cobrar extras. Por lo tanto, revisa bien las promociones.

La opción de llegar en autobús a Famara se da desde desde 5€. En caso de que lo quieras hacer, deberás coger un autobús desde el aeropuerto a Arrecife y otro desde a Arrecife a Caleta de Famara. Los horarios de los transportes se pueden chequear desde esta página web para conocer mejor las posibilidades.

Por último, también vas a poder llegar en Taxi a Famara desde 30€. Se trata de la opción más rápida y fácil, debido a que costará aproximadamente 30 euros, aunque puede acabar siendo un poco más si llegas en horario nocturno o en día festivo. Por ende, se trata de la alternativa en caso de que no quieras alquilar ni usar un transporte público.

Ya sabes todo lo necesario sobre la Caleta de Famara. Ahora, es el momento de que puedas visitar las enormes playas del lugar, sus imponentes paisajes y la absoluta tranquilidad que emana el lugar, además de ser un destino turístico surfero por excelencia. ¡Esperamos que la pases a lo grande!

  • Av. el Marinero nº 13,
    Cp: 35558
    (Teguise) Caleta de Famara
    Provincia de Gran Canaria Islas Canarias
  • (+34) 626 913 369 (WhatsApp)
  • info@calimasurf.com

Desde 1996, en Lanzarote Surf disfrutamos enseñando el verdadero arte del surf. Estamos ubicados en la Reserva Natural de Famara, un paisaje idílico diseñado por la naturaleza y hecho para los amantes del surf. 

Echa un vistazo a nuestra amplia gama de programas de entrenamiento. Y si aún quieres más, ¿qué mejor manera de completar tu entrenamiento de surf que con cursos de SUP, Kitesurf, Yoga o Buceo? 

×
NUEVA RESERVA
Habla con nosotros
👋 ¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?