Qué ver en Lanzarote y planes para hacer en la isla

Qué ver en Lanzarote

Son tantas las maravillas que nos ofrece esta isla que es imprescindible tener una guía base para saber qué ver en Lanzarote y ese es nuestro objetivo de hoy.

Lanzarote es uno de esos paraísos naturales que nos ofrecen las Islas Canarias y uno de los más importantes de España.

Con esta guía sabrás qué visitar en Lanzarote, las actividades que puedes realizar y los paisajes más increíbles que puedas imaginar. Ahora podrás organizar tu viaje para no perderte absolutamente nada.

Índice de maravillas que ver en Lanzarote

Qué ver en Lanzarote: paisajes volcánicos y playas paradisíacas

El paisaje de Lanzarote destaca por sus formaciones volcánicas. Esta característica esencial lo hace singular y le da un aire enigmático. Sus paisajes volcánicos a menudo hacen que los viajeros sientan que están en otro mundo o en otro planeta.

Recorrer los 850 kilómetros cuadrados de su geografía de lava y mar es como adentrarse en un territorio completamente nuevo.

La isla de Lanzarote es testigo del legado artístico de César Manrique (1919-1992), quien convirtió este paisaje volcánico en su lienzo más importante.

Incluso con la presencia turística, Lanzarote mantiene su aura de región desconocida, especialmente evidente en lugares como el Parque Nacional de Timanfaya.

Parque Nacional de Timanfaya en Lanzarote

Parque Nacional de Timanfaya y sus paisajes volcánicos

El Parque Nacional de Timanfaya es uno de los sitios más impresionantes para visitar en Lanzarote. Sin duda es un “must have”, un imprescindible que no te puedes perder si visitas la isla.

Es la definición misma de paisaje de origen volcánico por excelencia y una de las imágenes icónicas de la isla conocida en todo el mundo. Por algo es conocida comúnmente como las “Montañas del Fuego”.

Entre los aspectos claves que debes saber sobre el Parque Nacional de Timanfaya es que es un parque protegido de unos 50 kilómetros cuadrados en el oeste de la Isla de Lanzarote.

Curiosamente se formó sólo hace unos cientos de años. En concreto en el siglo XVIII y con más precisión en una serie de erupciones volcánicas entre 1730 y 1736 que cambiaron totalmente el aspecto de esta isla.

En este periodo de 6 años varios volcanes cubrían la zona, lo que originó el paisaje que podemos ver hoy en día. Campos de lava solidificada salpicada de cráteres y una tierra negra, roja y con tonos ocres.

La última erupción volcánica conocida tuvo lugar en 1824 y terminó de dar forma a la zona con uno de los paisajes más increíbles que se pueden encontrar en Lanzarote y en todas las Islas Canarias.

que visitar en Lanzarote

Playa Blanca y sus playas de arena dorada

Las playas alrededor de Playa Blanca, en la isla de Lanzarote, son auténticos tesoros que complementan la belleza de esta ciudad costera. Desde arenas doradas hasta aguas cristalinas, cada playa tiene su encanto único.

Vamos a ver algunas de las mejores playas que ver en Lanzarote y disfrutar de un buen baño en un pequeño paraíso.

Playa Flamingo

Ubicada al oeste del centro de Playa Blanca, Playa Flamingo destaca por su arena fina y extensa. Rodeada de hoteles. Esta playa ofrece vistas impresionantes con una palmera distintiva y el majestuoso volcán Montaña Roja como telón de fondo.

Con servicios como duchas y restaurantes, su acceso a pocos minutos a pie la convierte en una opción conveniente y encantadora.

Qué visitar en Lanzarote

Playa Dorada

En el corazón de Playa Blanca, justo al lado del reconocido hotel Yaiza, se encuentra Playa Dorada. Con sus 300 metros de longitud, esta playa de arena fina es conocida por sus aguas tranquilas y su ambiente acogedor. Con instalaciones como duchas, bares y restaurantes, Playa Dorada ofrece una experiencia relajante en el corazón de la ciudad.

Playa Blanca

Ubicada en las afueras del casco antiguo, Playa Blanca es una pequeña joya con un ambiente especial. Con sus bonitos edificios blancos y una ubicación central, esta playa ofrece un escenario encantador, especialmente al atardecer. Con duchas disponibles y la proximidad a los restaurantes del casco antiguo, es un lugar perfecto para disfrutar de la serenidad costera.

Playa Mujeres

Situada en la zona salvaje de Papagayo, Playa Mujeres destaca por su extensa playa de arena dorada y aguas turquesa. Aunque carece de instalaciones, su belleza natural la convierte en un destino popular. Se puede acceder en coche o a través de un agradable sendero desde Playa Blanca.

Playa del Pozo

Entre Playa Mujeres y Playa de Papagayo, la Playa del Pozo ofrece una amplia extensión de arena dorada y rocas. Con pequeñas dunas en la parte trasera, este rincón tranquilo proporciona un refugio del viento. Aunque no cuenta con instalaciones propias, su entorno natural la hace perfecta para la fotografía y la exploración.

Playa de Papagayo

Conocida como una de las playas más pintorescas de Lanzarote, Playa de Papagayo se encuentra en la zona salvaje del sur de la isla. Con su hermosa cala de arena dorada y aguas esmeralda, está resguardada por escarpados acantilados.

Vigilada en temporada alta y con servicios como alquiler de tumbonas, es un destino encantador para disfrutar del sol y el mar.

Que ver en Lanzarote

Playa Montaña Roja

Ubicada en la urbanización occidental de Playa Blanca, Playa Montaña Roja ofrece una mezcla fascinante de arena y rocas esculpidas por el mar. Con tonalidades que van del rojo al negro, esta playa invita a sentarse y contemplar los detalles naturales. Aunque no cuenta con instalaciones extensas, su singular belleza la convierte en un lugar memorable.

Playa Natura

Al oeste del centro de la ciudad, Playa Natura se destaca por su mezcla de arena blanca dorada y rocas grises. Popular entre los amantes del buceo, esta pequeña playa ofrece un ambiente relajado. Con bares y restaurantes cercanos, es un lugar encantador para disfrutar del sol y las aguas cristalinas.

Playa de las Coloradas

Situada al este de Marina Rubicón, Playa de las Coloradas es única en la zona, siendo la única playa de la región. Con una mezcla de arena, grava y rocas, ofrece vistas impresionantes desde el mirador cercano. Aunque sin servicios vigilados, su singularidad la convierte en una visita interesante.

Otras maravillas que visitar en Lanzarote

La Cueva de Los Verdes

La Cueva de los Verdes es una formación singular de valor paisajístico y vulcanológico extraordinario. Se encuentra al norte de la isla de Lanzarote, integrada en el vasto paisaje volcánico del Malpaís de la Corona. Esta maravilla subterránea, con un carácter mitológico misterioso y especial, revela sus secretos en las entrañas de la isla y es un «must» que ver en Lanzarote sí o sí.

Con una longitud que roza los 8 kilómetros, la gruta se compone de complejos túneles y recovecos adornados con fascinantes bóvedas y lagunas internas. El tramo visible abarca aproximadamente un kilómetro de galerías superpuestas con conexiones verticales, alcanzando alturas de hasta cincuenta metros y anchuras de hasta quince metros.

Al igual que los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes forma parte del tubo volcánico creado tras la erupción del Volcán de la Corona, hace alrededor de 4000 años. La porción submarina de este tubo se conoce como el Túnel de la Atlántida, destacando como uno de los túneles volcánicos más relevantes del mundo.

Durante los siglos XVI y XVII, la cueva sirvió como refugio frente a los piratas berberiscos del norte de África, siendo nombrada en honor al apellido de una familia que la utilizaba como refugio y guardaba su ganado en los alrededores.

En la década de los 60, Jesús Soto, en colaboración con César Manrique, adaptó la cueva por encargo del Cabildo de Lanzarote. Conservando el entorno natural, el hombre intervino únicamente para acondicionar el sendero que guía a través de la cueva y para introducir la luz y el sonido ambiental. Estos elementos, perfectamente integrados, crean una atmósfera de extraña y poética belleza, convirtiendo a la Cueva de los Verdes en una atracción admirada por viajeros, eruditos y científicos de todo el mundo.

Qué hacer en Lanzarote

Los Jameos del Agua

Los Jameos del Agua, un destacado proyecto de César Manrique, marcan la convergencia perfecta entre arte, cultura y turismo en un túnel volcánico único. Su apertura en 1968 representó la visión del artista de fusionar la creación artística con la armonía natural del entorno.

Al igual que la Cueva de los Verdes, los Jameos del Agua se formaron tras la erupción del Volcán de la Corona. La palabra «jameo,» de origen guanche, alude al agujero resultante del hundimiento del techo de un tubo volcánico, en este caso, el tubo de la Corona.

César Manrique, con su genialidad, modeló el basalto, realzando la belleza del lugar y creando un espacio verdaderamente único. La obra se completó en 1977, marcando la primera intervención importante de Manrique en el paisaje lanzaroteño, con el reconocimiento de Sitio de Interés Científico y Bien de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico.

El área se compone de tres jameos. El Jameo Chico, que sirve como acceso al interior y al Restaurante, y también cuenta con una entrada al famoso Túnel de la Atlántida; el Jameo Grande, que alberga la piscina; y el Jameo de la Cazuela, ubicado tras el escenario del auditorio.

El auditorio natural, tallado en piedra basáltica, tiene capacidad para 550 personas y proporciona una acústica magnífica. El escenario se integra en una sección del tubo volcánico, añadiendo una belleza y sonoridad sin igual, con asientos que siguen la pendiente natural del suelo.

El hábitat acuático subterráneo de los Jameos del Agua es impresionante, con una laguna cristalina de unos 7 metros de profundidad, alimentada por la filtración del agua marina. Este ecosistema volcánico alberga unas 77 especies endémicas, siendo el Cangrejo Ciego el protagonista y símbolo del centro.

Es vital proteger este entorno; lanzar objetos o nadar en la laguna está prohibido, ya que el Cangrejo Ciego, en peligro de extinción, es especialmente vulnerable a los metales.

que hacer en Lanzarote

El Jardín de Cactus

A pocos minutos de los Jameos del Agua, de camino de regreso al puerto de Arrecife, el Jardín de Cactus en el municipio de Teguise es una parada obligada.

Con casi mil quinientas especies de cactus de todo el mundo, este original jardín, reconocible por el gran cactus metálico en su entrada, es la última obra maestra de César Manrique en su isla natal.

Un ejemplo más de la conexión entre naturaleza y arte que guió su obra, apreciada especialmente por amantes de la jardinería y la naturaleza.

Los Jameos del Agua y el Jardín de Cactus son dos testimonios de la excepcional creatividad del artista César Manrique. A solo 25 minutos en coche desde el puerto de Arrecife, los Jameos del Agua impresionan por su integración única de naturaleza y arte.

Cueva volcánica de los Jameos

Dentro de los Jameos, una cueva volcánica alberga un lago habitado por una especie única de cangrejo albino.

César Manrique aprovechó este entorno natural para crear un auditorio donde se celebran conciertos, un jardín de palmeras y una de las piscinas más hermosas del mundo, actualmente cerrada al baño pero abierta a la visita.

Qué ver en Arrecife, capital de Lanzarote

Arrecife, la capital de la isla de Lanzarote en la Comunidad Autónoma de Canarias, se encuentra en el sureste de la isla a una altitud de 10 metros sobre el nivel del mar.

Este lugar, cuyo nombre proviene de un arrecife que lo caracteriza, tiene sus raíces alrededor de una laguna salada llamada Charco de San Ginés. Con una extensión de 32,95 km² y una población de aproximadamente 55.000 habitantes, Arrecife desempeña un papel vital como centro administrativo y comercial de la isla.

El marcado carácter marinero de la ciudad se entrelaza constantemente con su función histórica como fortaleza defensiva, además de su papel actual como una ciudad de servicios centrada en las relaciones comerciales y mercantiles.

La topografía de Arrecife es notablemente suave, apenas alterada por las laderas de una serie de montañas en su límite oeste. Este aspecto facilita la circulación del jable (arena fina) impulsado por los vientos alisios, contribuyendo al encanto singular de la ciudad.

Arrecife capital de Lanzarote

Museo Internacional de Arte Contemporáneo

Aquí se unen la historia con el arte. El Castillo de San José es una fortaleza del siglo XVIII que ahora se ha reconvertido en museo de Arte Contemporáneo.

El Museo Internacional de Arte Contemporáneo de Arrecife se erige como un destacado custodio de una cautivadora colección que abarca obras de artistas tanto nacionales como internacionales.

Enclavado en un espacio que antaño fue un fuerte militar, el museo ofrece a los visitantes la oportunidad de sumergirse en el intrigante mundo del arte moderno y contemporáneo.

Las salas de exposición del museo son testigo de una ecléctica gama de expresiones artísticas, que van desde pinturas y esculturas hasta instalaciones y obras audiovisuales.

Este espacio cultural único proporciona una plataforma para la diversidad y la innovación artística, destacando la creatividad de artistas contemporáneos de renombre. El museo explora las diferentes formas de expresión visual que han dejado una marca indeleble en el panorama artístico.

Mirador y Castillo de San José

El Castillo de San José es un enclave majestuoso que corona la capital de Lanzarote. Este antiguo fuerte militar se ha transformado en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo.

Un lugar para sumergirse en la arquitectura histórica de la isla explorando sus salas repletas de arte.

Desde el mirador se pueden disfrutar de unas impresionantes vistas panorámicas de Lanzarote y empaparte de la belleza de la ciudad combinada con la naturaleza del paisaje marino.

Mercado de Abastos de Arrecife

Uno de los lugares imprescindibles que ver en Lanzarote es el Mercado de Abastos de Arrecife. Este mercado tradicional se erige como el destino perfecto para degustar y adquirir productos locales frescos y deliciosos.

Desde pescado y marisco recién capturado hasta frutas y verduras cultivadas en la isla, el mercado ofrece una variedad culinaria de alta calidad.

No pierdas la oportunidad de explorar los pequeños bares y restaurantes dentro del mercado, donde podrás saborear deliciosas tapas y platos típicos canarios.

Aquí se puede saborear la riqueza de la gastronomía local mientras se disfruta de una experiencia memorable en la capital de Lanzarote.

Playa del Reducto

La playa del Reducto es el lugar perfecto para relajarse. Una playa urbana con Bandera Azul que ofrece un oasis de tranquilidad. Ideal para familias, cuenta con todos los servicios necesarios para disfrutar de un día de sol y mar en pleno corazón de la ciudad.

Parroquia de San Ginés

La parroquia de San Ginés es un templo construido en 1574 con piedra volcánica y muros albeados. Su interior es digno de ver con un techo de estilo mudéjar y valiosas imágenes que narran siglos de devoción.

El charco de San Ginés

Tampoco te puedes perder la visita al emblemático Charco de San Ginés, una laguna de origen volcánico que se erige como símbolo de la ciudad.

Quedarás maravillado con sus esculturas y la impactante ballena varada en 1995, testigos mudos de la riqueza cultural y natural de Arrecife.

La Casa Amarilla

La Casa Amarilla es un edificio de arquitectura canaria con azulejos amarillos que alberga el Centro de Datos del Cabildo. Un edificio majestuoso y digno de ver. No te puedes perder este icónico lugar y baluarte de la historia y la arquitectura de la isla.

Museo aeronáutico del aeropuerto de Lanzarote

Si te interesa la historia aeronáutica puedes aprovechar para visitar el Museo Aeronáutico. Puedes encontrarla en la antigua terminal de pasajeros del Aeropuerto de Lanzarote. Los amantes de los aviones terminan siempre encantados con esta visita.

Playa de Guasimeta

Esta es una extensa playa situada entre Arrecife y Puerto del Carmen. Un lugar perfecto para relajarte al sol y maravillarte con despegues y aterrizajes cercanos desde el aeropuerto, creando un escenario único en tu visita.

 La casa de los Arroyo

Este es otro de los lugares históricos de Lanzarote. La Casa de los Arroyo es un edificio señorial del siglo XVIII con un espectacular patio central. Hoy en día, alberga distintos usos culturales que te transportan a épocas pasadas.

Qué ver en Teguise

Teguise fue la capital histórica de Lanzarote, se despliega como un destino impregnado de encanto y una rica narrativa histórica.

Enclavada entre colinas ondulantes, esta localidad ofrece una experiencia única a aquellos que buscan sumergirse en la autenticidad de la isla.

Al pasear por sus adoquinadas calles, te verás envuelto en una atmósfera que recuerda tiempos pasados y despierta la curiosidad de explorar sus lugares emblemáticos.

Teguise se erige como un tesoro lleno de encanto y significado histórico, esperando a ser descubierto en cada rincón de sus calles empedradas.

Castillo de Santa Bárbara

El Castillo de Santa Bárbara, una fortaleza del siglo XV, se alza sobre Teguise y alberga un museo sobre la historia y la piratería. Aunque cerrado temporalmente, su ubicación estratégica proporciona una vista impresionante de la caldera del volcán y los alrededores de Teguise.

El Castillo de Santa Bárbara, ubicado estratégicamente en una colina, proporciona no sólo vistas panorámicas espectaculares de Teguise, sino también una mirada privilegiada a la historia defensiva de la isla.

Tocar la piedra de sus antiguas murallas te sumergirá en otra época de la historia, y te hará volar a tiempos de conquistas y luchas a lo largo de los siglos.

Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe

En Teguise destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, un monumento histórico que data del siglo XV.

Se puede admirar la arquitectura canaria tradicional de esta iglesia, que se alza como un testamento a la devoción y el arte de épocas antiguas.

Cerca de allí, la Plaza de la Constitución ofrece un espacio lleno de vida, rodeado de pintorescas tiendas y acogedores cafés donde puedes relajarte y absorber la esencia del lugar.

Mercado de Teguise

Finalmente, no puedes pasar por alto el Mercado de Teguise, que se celebra cada domingo.

Este animado mercado es una amalgama de colores, aromas y sabores locales. Aquí podrás apreciar y comprar productos frescos y todo tipo de artesanía. El mercado ofrece una auténtica experiencia sensorial que refleja la vitalidad de la comunidad local.

Los domingos, el mercado de Teguise cobra vida con su colorido y alegres vendedores. Aunque ahora más turístico, sigue siendo una atracción destacada, ofreciendo cerámica, souvenirs, artesanía y camiones de comida.

que ver gratis en Lanzarote

Qué visitar en Lanzarote: Centro Histórico de Teguise

El centro histórico de Teguise es un antiguo tesoro arquitectónico en Lanzarote. El casco antiguo de Teguise está considerado como Conjunto Arquitectónico Histórico-Artístico y es uno de los más antiguos en la isla de Lanzarote.

Sus encantadoras calles empedradas no solo constituyen el núcleo de la ciudad, sino que también han sido testigos de episodios importantes en la historia de la isla.

Sin lugar a dudas, Teguise se posiciona como el pueblo más hermoso para explorar en Lanzarote, ofreciendo una perspectiva única entre las playas y los volcanes. Los edificios históricos, con sus paredes blancas, ladrillos rojos, y las puertas y contraventanas de madera, añaden un encanto incomparable.

Plaza de la Constitución

Es el corazón de la localidad, donde la majestuosa iglesia y sus calles circundantes albergan la esencia histórica de Teguise.

En torno a esta plaza se pueden encontrar además numerosos locales donde disfrutar de la gastronomía local en toda su extensión.

Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe

La Iglesia Matriz de Nuestra Señora de Guadalupe, datada en el siglo XV, destaca como la visita obligada en Teguise. Aunque su historia incluye momentos difíciles, como saqueos e incendios, los lugareños han perseverado en su reconstrucción.

Desde el exterior, la iglesia se distingue por su torre de ladrillo rojo y el campanario que domina la ciudad. La torre, cuadrada en la base y rematada en 1914 para convertirla en el edificio más alto de la ciudad, es reconocible al instante.

Admira la magnífica puerta de entrada con tallas de madera y las rocas rojas circundantes. En su interior, descubrirá una iglesia espaciosa de tres naves y capillas laterales, que alberga el patrimonio eclesiástico más preciado de la isla.

Las representaciones, pinturas, estatuas y vidrieras enriquecen la experiencia. Las estrechas calles del casco antiguo ofrecen más descubrimientos, con el campanario como guía distintiva.

Casa Francisco Torres

Ubicada en la calle Nueva, la Casa Torres, construida en el siglo XVIII, se presenta como una casa señorial que merece una visita.

Con sus paredes de cal, piedras oscuras en los extremos, ventanas con contraventanas de madera tallada y una hermosa puerta de madera, la casa es un ejemplo encantador de la arquitectura de la época.

Su parte superior, adornada con macetas típicas, completa la imagen. No olvides acercarte a la antigua puerta para apreciar los herrajes.

Palacio del Marqués

Conocido como Casa Palacio Marqués de Herrera, este palacio histórico del siglo XVI, reconstruido en el XVII por orden de Martín de Herrera y Rojas, marqués de Teguise, es un testimonio emblemático de la arquitectura colonial canaria.

Sus muros de piedra volcánica y el patio interior rodeado de galerías con balaustradas de madera lo convierten en un hito visual. A pesar de haber sido incendiado en 1618, ha permanecido inalterado, siendo uno de los edificios más antiguos de las Islas Canarias.

La magnífica puerta de madera merece una pausa para la admiración.

Palacio Ico

Situado en las calles empedradas de Teguise, el Palacio Ico, ahora un encantador hotel de 9 habitaciones, data de 1690. Restaurado y adaptado, conserva elementos de la arquitectura tradicional canaria.

Su fachada exterior presenta uno de los últimos balcones de madera en Teguise. Originalmente conocido como Casa de los Corneles de Fuerteventura, este edificio fue la residencia del V Gobernador de la Provincia de Fuerteventura en el siglo XVIII.

Desde su uso como cuartel de la Guardia Civil hasta estudio y galería de arte, el Palacio Ico cuenta con una rica historia.

Museo del Timple / Palacio Spinola

La Casa Museo Palacio Spínola, renovada en la década de 1970 por César Manrique y Fernando Higueras, es una mansión del siglo XVIII que alberga el Museo Timple.

Su arquitectura original, con muros blancos y piedras negras, destaca en la plaza principal. El timple, instrumento musical típico de Lanzarote, se exhibe en el museo, que abre sus puertas de lunes a sábado.

Museo de Arte Sacro y Convento de San Francisco

A las afueras de las estrechas calles de Teguise, el Convento de San Francisco, construido a finales del siglo XVI, ahora alberga el Museo de Arte Religioso.

A pesar de un incendio que dejó solo la iglesia, el museo exhibe pinturas, joyería, esculturas y azulejos mudéjares. Abierto de martes a domingo, ofrece una mirada a la riqueza artística y religiosa de la región.

Casa Museo del Campesino

Diseñado por César Manrique, este homenaje a los trabajadores del campo presenta edificaciones con paredes blancas y bordes verdes. El Monumento a la Fecundidad, una escultura de 15 metros de altura, destaca en el paisaje.

Playa de Famara

A solo 15 minutos en coche desde Teguise, la playa de Famara ofrece impresionantes acantilados y es conocida por ser uno de los mejores lugares para disfrutar de la puesta de sol en Lanzarote.

Museo LagOmar

A 5 minutos en coche, Lagomar es una propiedad privada espectacular diseñada por César Manrique. Construida en una cantera con túneles y cuevas naturales, se ha convertido en un museo fascinante.

Qué ver en Lanzarote Gratis

Otros lugares para visitar gratis en Lanzarote

Mientras pasea por las estrechas calles, descubrirá edificios con historias únicas, como La Grange, Casa Jiménez, Casa Parroquial, Restaurante Acatife y un antiguo molino de viento.

Teguise también es hogar de numerosas estatuas, incluyendo los majestuosos leones de la plaza principal donados por la familia Spinola. «Elegua» frente al convento de San Francisco y «El Tela» de José Aradas García, una escultura de bronce que rinde homenaje a los marineros, son otras obras destacadas.

El mirador de El Golfo

Lago de los Clicos en Lanzarote

A través de un estrecho sendero, se accede a este encantador mirador, el cual ofrece la posibilidad de visitar de manera gratuita y en cualquier momento del día el conocido Charco Verde (también llamado de Los Clicos, debido a la especie endémica que solía sumergirse en sus aguas).

La serenidad de este lago crea un sorprendente contraste con las agitadas olas a pocos metros, cerca de la orilla, proporcionando un deleite visual.

Este mirador, que se ubica en el punto de inicio del camino real de Jinama, la principal ruta peatonal hacia el Valle del Golfo, revela una vista panorámica que resalta la diferencia entre la meseta a nuestras espaldas y el escarpado bosque de laurisilva. Un verdadero festín para los sentidos.

Desde este punto elevado, se puede disfrutar de una amplia vista que abarca el Valle del Golfo y la manta de nubes creada por los persistentes vientos alisios.

Parque Nacional de La Graciosa

Al norte de Lanzarote, la isla de La Graciosa, con sus 27 km², ostenta la posición de ser la más grande entre las que conforman el Archipiélago Chinijo, que incluye los islotes de Alegranza, Montaña Clara y los Roques del Este y del Oeste. La isla de La Graciosa es uno de los sitios obligatorios que ver en Lanzarote durante tu viaje.

Todas estas formaciones integran el Parque Natural Marítimo-Terrestre Archipiélago Chinijo, el cual fue el primero en ser designado por el Gobierno de Canarias. Las aguas que rodean la isla están bajo la protección de la Reserva Marina Isla Graciosa e Islotes del Norte de Lanzarote.

Naturaleza salvaje en la Graciosa

El entorno terrestre de La Graciosa se distingue por sus impactantes paisajes de origen volcánico, caracterizados por dunas y arenales, y su extraordinaria biodiversidad que incluye numerosas especies de flora endémica.

Además, la isla desempeña un papel crucial como punto de paso para diversas aves migratorias protegidas y como hábitat de cría para algunas especies en peligro de extinción.

Siendo la única isla habitada del Archipiélago, La Graciosa cuenta con dos núcleos de población, La Caleta del Sebo y Pedro Barba, siendo el primero el único habitado durante todo el año, con una población de aproximadamente 627 habitantes, en su mayoría dedicados a la pesca.

En lo que respecta al medio marino, las suaves temperaturas de las aguas circundantes ofrecen condiciones propicias para albergar una diversidad extraordinaria de especies tanto de fauna como de flora, distribuidas en diversos hábitats costeros y de fondo.

A excepción de los núcleos urbanos de La Caleta del Sebo y Pedro Barba, que son propiedad del Estado, la totalidad de la isla de La Graciosa fue asignada al Organismo Autónomo Parques Nacionales según la Orden Ministerial de 10 de octubre de 2002, formalizando la entrega y recepción el 20 de enero de 2003.

Que hacer gratis en Lanzarote

Playas en la Graciosa

Menos conocida que sus hermanas mayores, La Graciosa es una isla de 29 kilómetros cuadrados situada al noroeste de Lanzarote. Forma parte del Parque Natural del Archipiélago Chinijo junto con cuatro islotes.

La mayoría de sus algo más de 700 habitantes residen en uno de los dos núcleos de población de la isla, Caleta de Sebo. Este remanso alejado del bullicio y sin carreteras es el destino perfecto para desconectar y disfrutar de días de calma y relax, rodeados de un paisaje virgen con maravillosas playas a menudo solitarias. Las únicas formas de moverse por la isla son caminando, en bicicleta o en taxi 4×4.

Aquí te presento algunas playas que no te puedes perder en La Graciosa:

Playa de La Francesa

Ubicada en el sur de la isla, su fina arena blanca y sus tranquilas aguas turquesas la convierten en una de las preferidas. Además, ofrece maravillosas vistas de los Riscos de Famara en Lanzarote.

Playa de La Cocina

Cerca de la playa de La Francesa, esta playa resguardada del estrecho brazo de mar conocido como El Río es perfecta para un relajado baño en aguas cristalinas. Se extiende a los pies del antiguo volcán de Montaña Amarilla, creando un paisaje mágico.

Playa de Las Conchas

En el noroeste, es una de las playas más hermosas de La Graciosa. Rodeada por el entorno único y con vistas privilegiadas del islote de Montaña Clara, esta playa de arena blanca ofrece un escenario impresionante.

Playa del Ámbar

También conocida como playa Lambra, se encuentra cerca de Pedro Barba, el otro núcleo habitado. Con aguas cristalinas, dunas de arena blanca y rocas volcánicas, es un lugar salvaje y poco frecuentado.

Playa de La Laja

Situada en la población de Caleta de Sebo, junto al puerto de llegada, es una playa acogedora de arena dorada y aguas tranquilas, ideal para familias. Además, ofrece la oportunidad de disfrutar de pescado fresco en restaurantes cercanos.

Playa de El Salado

A poco más de 15 minutos a pie desde Caleta de Sebo, es una maravillosa playa de arena blanca y aguas tranquilas, rodeada de pequeñas dunas y con vistas a la Montaña Amarilla y otros volcanes impresionantes. Cerca de esta playa se encuentra la única zona de acampada permitida en la isla.

La Graciosa ofrece un paraíso natural donde la paz y la magia se combinan en cada rincón, brindando la oportunidad de desconectar y sumergirse en la belleza de sus playas.

Qué hacer en Lanzarote

Si visitar la isla es un placer para los sentidos por la multitud de cosas que ver en Lanzarote ahora toca hablar de todo lo que se puede hacer allí.

Aquí la opción de actividades que hacer en Lanzarote también es casi inagotable. Vamos a hacer un recorrido por los planes más conocidos y sorprendentes de la isla.

qué hacer en lanzarote con niños

Las playas de Lanzarote

En la isla de Lanzarote, la experiencia de visitar sus playas se convierte en un evento trascendental. A pesar de ser un destino turístico, la isla ha conservado su naturalidad, destacando su paisaje como su principal atractivo. Todo un canto extasiante a los elementos naturales: tierra, aire, agua y fuego.

El litoral de Lanzarote se despliega con pequeñas calas y playas sorprendentes, moldeadas por erupciones volcánicas. Un escenario minimalista donde los ocres recortan el horizonte y los tonos del Atlántico se tornan en matices propios.

Declarada Reserva de la Biosfera, las playas de Lanzarote garantizan una conexión auténtica con la naturaleza.

Playa Papagayo y las calas del Rubicón

Atravesando la llanura lunar de la costa del Rubicón, se revela una galaxia playera con seis playas salvajes de sensual jable dorado.

Aquí destaca la Playa del Papagayo formando una curva perfecta entre dos morrones, abierta a una bahía de aguas tranquilas con fondos verdes y azules. Preferida por submarinistas, ofrece vistas al islote de Lobos y las dunas de Corralejo en el horizonte.

La Caleta del Congrio

En la misma costa del Papagayo, la Cala Escondida se presenta como un oasis nudista junto a una impresionante pared de roca volcánica. Arena suave, azul turquesa del mar y la sensación de estar lejos de la civilización hacen de este lugar un paraíso natural.

Risco de Famara, un rincón para surfistas

Con paredes verticales impresionantes, el Risco de Famara se percibe como la columna vertebral que se sumerge en el Atlántico. No apta para baños tranquilos, esta playa es un ícono para surfistas y windsurfistas, ofreciendo una panorámica que merece la pena explorar.

El charco de los Clicos, un antiguo cráter volcánico

En el Charco de los Clicos, la naturaleza crea un cuadro surrealista con verde oliva, negros, colores oxidados y turquesa del mar. Este antiguo cráter de volcán separado del mar por una playa de arena y guijarros negros es una experiencia visual única.

La Caleta del Mero, una playa entre dunas

Cerca de Haría, la Caleta del Mero se destaca por sus dunas de arena blanca y aguas turquesas, creando un paisaje rústico y poco transitado que parece fuera del mundo.

La Playa del Risco

En la costa de Yé, la Playa del Risco, resguardada por el espectacular acantilado de Famara, ofrece belleza junto con la dificultad de acceso. Una ruta de una hora con tramos complicados brinda una experiencia en soledad y una vista espectacular.

Playa Grande, una playa urbana

En Puerto del Carmen, Playa Grande se presenta como una opción urbana y cómoda para disfrutar del sol y la playa. Con servicios y una agradable avenida, es un lugar perfecto para relajarse sin grandes esfuerzos.

La Playa de las Conchas y sus vistas panorámicas

En La Graciosa, la Playa de Las Conchas destaca por su pureza y tonos tostados y blancos, gracias al corredor de jable del Sáhara. Con contrastes impresionantes y vistas a la Isla Alegranza, ofrece una experiencia sublime.

Playa Francesa, naturaleza en estado puro

Junto con Las Conchas y La Cocina, la Playa Francesa es famosa en La Graciosa. Accesible tras una corta caminata, brinda una laguna de aguas tranquilas con vistas espectaculares gracias a la Punta de la Herradura que la protege.

Hacer Surf en Lanzarote

Hacer Surf en Lanzarote

Conocida como el Hawái del Atlántico, Lanzarote va más allá de ser una isla llena de energía. Rocas volcánicas, playas paradisíacas, aguas cristalinas y paisajes submarinos se suman a su oferta.

Todo esto, junto a una primavera eterna, la convierten en uno de los mejores destinos para un inolvidable surf trip. Lanzarote atrae a amantes del surf a nivel mundial gracias a su clima templado, vientos ideales, diversos spots para todos los niveles y olas de alta calidad, haciéndola ideal para surfear en cualquier época del año.

Las playas de Lanzarote ofrecen olas para todos los niveles. La playa de Famara, considerada la mejor para aprender en las Islas Canarias, es perfecta para principiantes. En cambio, surfistas más experimentados pueden optar por La Santa o El Quemao, playas con olas desafiantes, algunas de las más grandes de Europa.

Playa de Famara: el paraíso del surf en Lanzarote

La playa de Famara, ubicada junto a la Caleta de Famara, se extiende a lo largo de más de 5 km y es el lugar perfecto para los surfistas que visitan la isla. Con arena dorada y olas que rompen a la izquierda y a la derecha, Famara es una de las favoritas de los tablistas.

Las principales escuelas de surf se encuentran aquí, ofreciendo equipamiento y clases para principiantes. También hay tiendas de surf que brindan servicio de alquiler de tablas y trajes de neopreno. Famara cuenta con servicios de socorrismo y primeros auxilios.

Aquí mismo se encuentra nuestra Escuela de Surf Lanzarote Surf donde podrás aprender surf de la mano de monitores experimentados que llevan toda la vida apasionados por el surf y por nuestra maravillosa isla de Lanzarote. 

Spots de Surf en Famara

Famara ofrece varios spots, tanto de izquierda como de derecha, con olas rápidas y tuberas. Los spots más conocidos incluyen:

Centro de Playa

Considerado la zona más segura para principiantes con fondo de arena, es ideal para clases de surf y accesible caminando desde el pueblo.

Muelle de Famara

Un spot conocido y espectacular, pero no apto para principiantes. Requiere un buen nivel de habilidad debido al fondo rocoso.

El Codito

Un spot mixto de roca y arena, ubicado a la entrada de Famara. Tiene cierta dificultad debido a las rocas, pero es ideal cuando la playa de Famara está pasada.

San Juan

Apto solo para surfistas experimentados, con olas rápidas y potentes sobre fondo de roca. Se llega tomando la pista de tierra al final del pueblo.

La Santa: surf en cualquier momento

En el puerto de La Santa, se encuentra un spot ideal para surfear durante todo el año. La izquierda de La Santa es buscada por los tablistas más experimentados.

Este pueblo marinero, situado en la costa noroeste de Lanzarote, ofrece una playa conformada por arena y roca de 130 metros de longitud.

Surf en Lanzarote para principiantes

Lanzarote es famosa por ser el lugar ideal para aprender surf, con una amplia oferta de cursos disponibles durante todo el año. Los precios económicos complementan la propuesta, convirtiéndola en una opción atractiva en la zona europea.

Actividades al aire libre en Lanzarote

qué hacer en lanzarote al aire libre

Disfruta de un abanico diverso de actividades acuáticas en las cristalinas aguas de Lanzarote, una isla bendecida con decenas de kilómetros de costa con una multitud de planes para actividades al aire libre.

Rutas en Buggie

Embárcate en rutas emocionantes a bordo de buggies, pequeños coches todoterreno que te llevarán a los rincones más espectaculares de la isla.

Rutas en Bicicleta

El ciclismo es una actividad estrella en Lanzarote, con rutas de montaña y carretera que satisfacen tanto a aficionados como a profesionales. Alquila o trae tu propia bicicleta y descubre paisajes únicos guiados por la red de carreteras bien señalizadas.

Rutas en Moto

La libertad de las motos te permite explorar la isla de manera única. Aunque la oferta no es tan amplia como la de coches o bicicletas, hay lugares que ofrecen alquiler de motos de diferentes tipos.

Senderismo

Recorre Lanzarote a pie a través de su extensa red de senderos bien señalizados. Camina de manera autónoma o únete a guías especializados para descubrir la diversidad de paisajes de la isla.

Paseo en camello

Experimenta la tradición de Lanzarote con un paseo en camello por el Parque Nacional de Timanfaya. Un recorrido único para disfrutar del paisaje al ritmo tranquilo de estos animales.

Karting

Si buscas velocidad, los circuitos de karting en la isla te brindarán la dosis perfecta de adrenalina.

Parques Temáticos

Lanzarote cuenta con parques temáticos como Rancho Texas, que combina atracciones con animales y espectáculos, y el Aquapark en Costa Teguise, ideal para disfrutar en familia. Además, en Playa Blanca, se encuentra el parque Aqualava.

Fotografía

La belleza fotogénica de Lanzarote es innegable. Desde cielos impresionantes hasta paisajes lunares, la isla ofrece una variedad de escenarios ideales para los amantes de la fotografía. Embárcate en rutas guiadas o captura tus recuerdos con tu propia cámara en esta isla de los volcanes.

Parapente

Lanzarote, conocida por sus vientos constantes, ofrece oportunidades únicas para practicar el parapente. La experiencia se ve elevada con vuelos tándem ofrecidos por profesionales especializados.

Astronomía

Los cielos nocturnos de Lanzarote, con su escasa contaminación lumínica, convierten a la isla en un lugar privilegiado para la observación astronómica. Explora el firmamento por cuenta propia o únete a guías especializados para admirar la Vía Láctea y las estrellas en todo su esplendor.

que hacer en lanzarote al aire libre

Actividades acuáticas para disfrutar en Lanzarote

Si por algo se caracteriza Lanzarote es por sus playas y su rico entorno marino. Así que es inevitable que la oferta de actividades acuáticas en Lanzarote sea enorme.

Descubre a continuación las principales actividades que hacer en Lanzarote para aprovechar al máximo el entorno acuático de esta joya atlántica. Aquí te dejamos sólo una selección de las más habituales.

Windsurf

Costa Teguise se destaca como el epicentro del windsurf en Lanzarote. Con la Playa de las Cucharas como telón de fondo, la zona alberga escuelas y tiendas que ofrecen alquiler de material. Además, Costa Teguise se ha convertido en la sede del Campeonato Europeo de Freestyle, atrayendo a profesionales y aficionados de todo el continente.

Buceo

Explora los tesoros submarinos de Lanzarote, donde los fondos marinos revelan su esplendor. Tanto si eres principiante como si cuentas con experiencia, las numerosas escuelas de buceo de la isla garantizan inmersiones inolvidables.

Y siempre puedes combinar la experiencia del buceo con el aprendizaje del Surf en un combo de deporte y aventura ideal para pasar una semana en Lanzarote.

Excursiones en Barco

Si amas el mar, un paseo en barco en Lanzarote se convierte en una experiencia encantadora y relajante. Desde excursiones a otras islas como Fuerteventura o La Graciosa, hasta avistamiento de cetáceos o simplemente relajarte y disfrutar del mar.

Alquila barcos en puertos como Marina Lanzarote o Puerto Calero para adaptar la experiencia a tus deseos.

Atracciones en el Agua

Las emocionantes atracciones acuáticas también tienen cabida en Lanzarote. En Puerto del Carmen, podrás disfrutar de actividades como JetSky, Parapente en el agua, Banana boat, Flyboard y Jetboat, diseñadas para proporcionar adrenalina, velocidad y diversión.

Aprender Surf en Lanzarote

Surf

Lanzarote se erige como la joya de la corona de los deportes acuáticos, y el surf es su referente destacado. Con spots notables como El Quemao en La Santa, reservado para los más experimentados, y la extensa playa de Famara, ideal para aprendices y entusiastas.

La presencia de numerosas escuelas de surf subraya la popularidad de la isla como destino para aprender y disfrutar de este deporte, en total armonía con la naturaleza.

Stand Up Paddle (SUP)

La versatilidad del SUP permite a todos disfrutar de las aguas de Lanzarote. Ya sea para un tranquilo paseo en mar abierto o para remar olas, esta actividad se adapta a diversos niveles de destreza.

Se puede explorar la marina de Arrecife desde una perspectiva única o elige entre varias zonas en la isla para practicar SUP, asegurándote una experiencia única en contacto con el entorno.

Kayak

Un paseo en kayak por Lanzarote,  ya sea en solitario, acompañado o en grupo, ofrece una excelente forma de desconectar y conectar con la naturaleza. Lanzarote brinda la oportunidad de alquilar kayaks para explorar sus costas por cuenta propia o unirse a tours guiados para maximizar la experiencia.

Kitesurf

Los vientos característicos de Lanzarote hacen que el kitesurf sea una actividad destacada. Desde la playa de Famara hasta la zona de Guacimeta, la práctica de este emocionante deporte encuentra su lugar en la isla.

Numerosas escuelas y tiendas de alquiler facilitan el acceso al equipo necesario, ya sea mediante cursos profesionales o alquiler para aquellos con experiencia.

También puedes planificarte una aventura para los muy apasionados del surf y el viento aprendiendo surf y kitesurf en el mismo camp organizado con alojamiento y muchas horas de clase con los mayores expertos locales.

Qué comer en Lanzarote: Su Gastronomía

El entorno climático y geográfico de Lanzarote ha tenido un impacto significativo en el desarrollo de una agricultura especializada, centrada en productos adaptados a las condiciones insulares y complementada con frutos marinos que enriquecen su cocina.

Aunque sencilla y despojada, la gastronomía lanzaroteña refleja el carácter de la isla y su gente, priorizando la utilización óptima de los recursos naturales.

La esencia de sus platos se fundamenta en la calidad de los productos locales de la tierra y el mar.

El auge turístico en los últimos años ha propiciado un notable crecimiento en la escena culinaria de Lanzarote, sin que ello implique la pérdida de sus valores tradicionales.

 En este proceso, se han integrado platos foráneos, como las garbanzas compuestas, los estofados y los pescados en escabeche, que han arraigado en la cocina popular.

Estos platos coexisten con elementos clásicos canarios o lanzaroteños, como el gofio, una harina de maíz tostado que mantiene su relevancia en la dieta, al igual que lo hacía en la población prehispánica.

Platos típicos de Lanzarote

La cocina lanzaroteña ofrece una variada gama de platos, muchos de los cuales comparte con el resto de Canarias. Adaptados a las condiciones específicas de la isla, caracterizada por la escasez de agua y la presencia de productos sabrosos, estos platos se disfrutan en entornos naturales excepcionales.

El Gofio

El gofio ha sido, a lo largo de la historia, el alimento canario más destacado. Consumido en toda Canarias desde la época aborigen, el gofio es una harina de cereal tostado que se puede disfrutar en diversas comidas, ya sea acompañado de leche, miel, azúcar o vino, o añadido a un caldo de pescado.

Con un alto valor nutritivo, el gofio ha sido esencial en la alimentación de niños lactantes y en crecimiento. Su producción artesanal y sus propiedades dietéticas han llevado a su reconocimiento como «Alimento de Calidad» por la Unión Europea.

Entrantes

Desde gueldes, jareas y lapas hasta atún en adobo y queso, Lanzarote presenta una serie de entrantes que aprovechan los productos locales de manera magistral. Los pejines, sardinas pequeñas o boquerones secados al sol, son un ejemplo de la tradición culinaria local.

Las papas arrugadas, preparadas con papas pequeñas o medianas, agua y abundante sal, son esenciales en varios platos y sirven como acompañamiento para otros. Los mojos, ya sea rojo o picón con pimientos canarios, o verde con cilantro, realzan el sabor de las papas o se sumergen en ellas.

Platos Principales

La comida en Canarias sigue la tradición mediterránea, donde el almuerzo es la comida principal. En Lanzarote, platos tradicionales como el caldo de pescado, el sancocho, el pescado cebollado y otros muestran la importante presencia del mar en la cocina local.

El sancocho, elaborado con cherne, papas y batatas, acompañado de mojos y gofio, destaca como uno de los platos más significativos de Canarias. La vieja, un pez con boca en forma de pico de loro, se presenta guisada o a la espalda, añadiendo colores variados a la oferta culinaria.

La ganadería también tiene su espacio, demostrado en platos como el rancho canario o la carne de cabrito o conejos en salsa, que demuestran la destreza en su preparación.

Postres

Lanzarote cuenta con postres arraigados en la isla, como panes de maní y roscos de alma, que se mezclan con opciones más comunes en Canarias, como el frangollo o el bienmesabe. Estos postres están vinculados a festividades, especialmente Carnavales y Navidades, e incluyen roscos, torrijas y truchas.

Productos Típicos

A pesar de las condiciones climáticas desafiantes, Lanzarote produce una amplia variedad de productos. Desde verduras como cebollas, tomates, papas, batatas y sandías hasta legumbres como lentejas y cereales como trigo, cebada, centeno y millo (maíz), la isla demuestra su capacidad para cultivar alimentos de calidad.

Las carnes, principalmente la de cabrito, son muy populares, y los pescados, preparados de diversas formas, ocupan un lugar central en la gastronomía lanzaroteña.

Los quesos de Lanzarote, elaborados principalmente con leche cruda de cabra, representan una deliciosa tradición que se diversifica con opciones como los quesos ahumados o cubiertos con gofio o pimentón.

La diversidad de productos lanzaroteños refleja la habilidad de la isla para cultivar y crear alimentos de alta calidad, a pesar de los desafíos climáticos, y contribuye a la riqueza y autenticidad de su cocina.

vinos de lanzarote

Los vinos de Lanzarote

El vino lanzaroteño, destilado de la energía volcánica, se erige como una de las mayores delicias culinarias de la isla, y la majestuosidad del cultivo de la vid, especialmente en la región de La Geria, añade un espectáculo único a la hora de saborear una deliciosa comida. Este paisaje, protegido por su destacado valor cultural y estético, se encuentra bajo la tutela de la ley.

La isla de Lanzarote cuenta con un Consejo Regulador de la Denominación de Origen de sus vinos, cuya función es salvaguardar la calidad mediante la supervisión de las áreas de cultivo y la producción de los exquisitos caldos.

De paladar excepcional, el Malvasía se presenta como una experiencia brillante, con un color entre tostado y ambarino que irradia destellos vivos. Su sabor almendrado, con aromas finos, equilibrados e intensos, y toques de acidez en algunos casos, lo convierten en una opción voluptuosa y de gran amplitud.

Personalidades históricas, como el monarca ilustrado Carlos III, Walter Scott, Goldoni y el propio William Shakespeare, han exaltado las virtudes del vino Malvasía a lo largo de la historia.

Además, destacan las variedades Diego blanco, en sus versiones seca y semidulce, así como los vinos rosados, cuya elaboración ha evolucionado hacia vendimias anticipadas, resultando en vinos jóvenes, afrutados y con menor contenido de alcohol.

La vendimia en Lanzarote comienza a finales de julio y es una labor manual debido a la topografía del terreno. Los agricultores recolectan las uvas temprano en la mañana, eliminando las que están deterioradas, con el objetivo de preservar la materia prima y obtener vinos de excelente calidad.

Denominación de Origen Lanzarote

La Denominación de Origen Vinos de Lanzarote se estableció en 1993. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Lanzarote es responsable de certificar el origen y garantizar la calidad de los vinos de la isla. La contraetiqueta otorgada por el Consejo Regulador es una garantía inequívoca de calidad y certificación de una tipicidad única en el mundo.

La Denominación de Origen Lanzarote abarca toda la isla, pero se distinguen principalmente tres zonas productoras:

La Geria

Situada entre los municipios de Yaiza y Tías, es un paraje volcánico único en las cercanías del Parque Nacional de Timanfaya. Este método de cultivo, único en el mundo, utiliza el enarenado natural resultado de las erupciones.

Masdache

 En el centro de la isla y al norte de La Geria, es la zona de cultivo más extensa.

Ye-Lajares

Al norte de la isla, entre los municipios de Haría y Teguise, es una zona vinícola de menor rendimiento por hectárea, única en el mundo por la precocidad de su cosecha.

Las variedades de uvas cultivadas en casi 2000 hectáreas de viñedos, repartidas en más de 7500 parcelas, incluyen:

  • Blancas: Malvasía, Breval, Burrablanca, Diego, Moscatel, Listán y Pedro Ximénez.
  • Negras: Negramoll y Listán negro.

Con estas variedades, se obtienen vinos blancos secos muy expresivos, semi dulces, afrutados y untuosos, dulces complejos en nariz, rosados frescos y tintos vivos y frescos, así como espumosos.

La rica tradición vinícola de Lanzarote se manifiesta en una amplia variedad de vinos que capturan la esencia única de la isla, donde la tierra volcánica y el arte vinícola se entrelazan para crear experiencias sensoriales inigualables.

La Obra de César Manrique

Ya hemos hablado de la obra de César Manrique en Lanzarote pero conviene recordarlo de nuevo. César Manrique dejó una huella artística única en la isla de Lanzarote que es digna de visitar y disfrutar.

Aunque mantuvo su lealtad a la tradición informalista en la pintura, sus esculturas y objetos, concebidos principalmente para sus intervenciones espaciales, exploraron las corrientes del arte pop, cinético y nueva escultura.

Su obra en Lanzarote se desarrolla a finales de la década de los sesenta al volver a la isla. Aquí encontró el entorno propicio para expandir su práctica artística hacia nuevas dimensiones. Pudo dar forma concreta a su nuevo ideario estético, dedicando gran parte de su creatividad a las intervenciones en el espacio.

Estas obras se convirtieron en la manifestación más palpable de su visión artística y ética, fusionando la naturaleza y el arte en lo que él llamó arte-naturaleza/naturaleza-arte.

Entre las notables contribuciones de Manrique se encuentran la Casa Museo del Campesino, el Castillo de San José y el Restaurante El Diablo en Timanfaya. Estas obras públicas reflejan no solo la destreza artística del creador, sino también su compromiso activo con la preservación y promoción del entorno natural y cultural de Lanzarote.

Casa museo de El Campesino

Ubicada en el corazón geográfico de Lanzarote, en el municipio de San Bartolomé, la Casa-Museo del Campesino representa la apreciación de César Manrique hacia el arduo trabajo de los campesinos lanzaroteños desafiando las condiciones adversas del territorio.

Esta casa-museo ofrece un fascinante recorrido por la arquitectura, agricultura, artesanía y gastronomía tradicional de la región. Además, se complementa con el Monumento a la Fecundidad, una obra vanguardista en la que César Manrique quiso expresar su particular homenaje a la fertilidad del entorno.

Fundación César Manrique

Situada en el norte de Lanzarote, en el encantador pueblecito de Tahiche, la Fundación César Manrique ocupa 3.000 metros cuadrados de terreno, incluida la antigua residencia del artista y uno de sus estudios. Con una combinación única de arte, cultura y habitabilidad, todo en uno, la Fundación César Manrique es la parada perfecta para los amantes del arte, los pensadores curiosos y cualquiera que busque la belleza natural.

Conoce la fascinante historia, la arquitectura artística y el diseño medioambiental de la Fundación César Manrique. Es un verdadero testimonio de su mente creativa, un gran ejemplo de cómo el hombre y la naturaleza pueden coexistir maravillosamente. Saldrás de allí lleno de inspiración y de bellos recuerdos. 

Casa Museo de César Manrique

La Casa Museo César Manrique es una maravilla arquitectónica por derecho propio. Diseñada por el propio artista, es un impresionante ejemplo del estilo único de Manrique. En su interior, los visitantes tienen la oportunidad de explorar las distintas galerías del museo, así como la antigua residencia del artista en Haría.

El museo ofrece la oportunidad de ver algunas de las obras de arte más importantes de Manrique, así como de disfrutar del impresionante entorno natural. Así que, tanto si eres un amante empedernido del arte como si sólo quieres empaparte del singular espíritu artístico de Lanzarote, la Casa Museo César Manrique es una experiencia que no te puedes perder.

El archipiélago Chinijo

Es un conjunto de islas ubicadas al norte de Lanzarote, cerca ya de la costa sur de Marruecos.A pesar de su reducido tamaño, estas islas cuentan con espacios protegidos muy importantes, como la Reserva Natural Integral de Los Islotes y el Parque Natural del Archipiélago Chinijo, compuesto por tres islas y dos islotes.

Isla de La Graciosa

La isla más extensa y la única habitada del Archipiélago Chinijo, La Graciosa, abarca 27 km² y está separada de Lanzarote por el estrecho del Río. Con alrededor de 660 habitantes distribuidos entre Caleta de Sebo, la capital, y Pedro Barba, cuenta con playas de notable belleza como La Concha y La Francesa.

Alegranza

Esta isla, la más septentrional del Archipiélago Canario, es la segunda más grande de Chinijo. Con una altitud máxima en La Caldera de 298 m, Alegranza destaca por la abundancia de peces en sus aguas, lo que la convierte en un hábitat biodiverso, especialmente para aves como la Pardela Cenicienta y las Águilas Pescadoras.

Montaña Clara

La isla más pequeña del archipiélago, Montaña Clara, con 2.7 km² de extensión, sirve como refugio de fauna, destacando su importancia para aves marinas como el Halcón Leonor, la Pardela Cenicienta y los Paiños. Su nombre proviene de los tonos claros que caracterizan toda su superficie.

Roque del Este

Ubicado a 12 km al este de Lanzarote, Roque del Este es el punto más oriental del Archipiélago Canario. Con origen volcánico, destaca por su singular relieve, incluyendo la roca naturalmente labrada llamada El Campanario, y la presencia de una subespecie de lagarto propia del lugar.

Roque del Oeste

El islote más pequeño, conocido como «Roquete» o «Roque del Infierno», es un monolito de piedra casi inaccesible surgido de un cono volcánico desmantelado por la erosión. Aunque de dimensiones reducidas, su aspecto inhóspito y su color negro le confieren una singularidad destacada.

Paisajes volcánicos y cuevas de lava

Para explorar la asombrosa belleza de los paisajes volcánicos de Lanzarote el lugar perfecto es hacer una excursión por Timanfaya del que ya te hemos hablado anteriormente.

Este viaje te sumerge en algunos de los paisajes más impactantes de la región, formados por erupciones volcánicas que dejaron su huella siglos atrás.

Timanfaya se destaca como la zona volcánica más emblemática de Lanzarote, un lugar que no te puedes perder. Aquí, tendrás la oportunidad de admirar de cerca los campos de lava, cráteres y paisajes prácticamente lunares esculpidos por la actividad volcánica.

También podrás disfrutar de explosiones geotérmicas cuando el agua se encuentra con el calor del subsuelo, ofreciéndote una experiencia única e impactante.

Aprovecha esa misma excursión para visitar el Parque Nacional de Timanfaya para realizar un paseo a camello entre dunas de lava. Una gran aventura que te permitirá disfrutar del paisaje de una manera diferente.

La cercanía de los Jameos del Agua hace más que recomendable que lo aproveches para verlos detenidamente. Un paisaje que transforma cuevas y túneles volcánicos en un impresionante espacio. Encontrarás un lago subterráneo, exuberantes jardines y una magnífica piscina natural, creando un entorno de belleza incomparable.

visitar lugares con encanto en lanzarote

Visita lugares con encanto en Lanzarote

Antes de terminar no podemos pasar por alto dos lugares con encanto en Lanzarote que tampoco puedes perderte: Haría y Yaiza.

Haría

El encantador municipio de Haría, ubicado al norte de Lanzarote, se distingue por disfrutar de un microclima especial que convierte sus tierras en las más exuberantes y verdes de la isla. En esta región, se concentra la mayor parte de la flora autóctona, incluyendo endemismos únicos en el mundo.

Es también conocido como el Valle de las Mil Palmeras gracias a la abundancia de este árbol en la zona. Además de tuneras y cactus en abundancia.

Situada en la antigua callejuela paralela al barranco de Elvira Sánchez, la Casa del Palmeral fue la última residencia de César Manrique, de la que ya hablamos antes.

El artista encontró en Haría la paz y la conexión con la naturaleza que buscaba. Desde 2013, la casa ha abierto sus puertas como Casa-Museo César Manrique.

Tampoco te puedes perder el Mirador de Haría, también conocido como Mirador de Malpaso que ofrece una vista panorámica del municipio y de todo el valle.

Cerca de Haría, en la carretera hacia Órzola, se encuentra la Cueva de Los Verdes, una galería subterránea que forma parte de uno de los tubos volcánicos más extensos del mundo, resultado de las erupciones del volcán de La Corona.

Yaiza

El pueblo de Yaiza se encuentra al sur de la isla y tiene el honor de ser el primer lugar de conquista y el primer enclave europeo en el archipiélago canario. Comparte con Tinajo la otra porción significativa del Parque Nacional de Timanfaya.

El núcleo del pueblo se sitúa al borde del área sepultada por las erupciones volcánicas de 1730 y 1736.

Este pueblo, reconocido como uno de los mejor conservados del archipiélago canario, ha sido honrado con diversos premios por su belleza. Esta se puede apreciar al recorrer sus calles donde las casas, extremadamente cuidadas y decoradas con una variedad de plantas y flores, crean un entorno encantador.

Yaiza destaca entre los pueblos de la isla por su cuidado paisajístico y su respeto a la arquitectura tradicional.

Vida nocturna en Lanzarote

Para terminar esta extensa guía cuyo objetivo es que sepas qué ver en Lanzarote y todo lo que puedes hacer en la isla vamos a darte algo de información para que también puedas disfrutar de la vida nocturna de Lanzarote.

La vida nocturna en Lanzarote es muy rica y variada y ofrece opciones para todos los gustos.

Las salas de baile, discotecas y pubs, se pueden encontrar mayormente en la capital Arrecife y los núcleos turísticos de Puerto del Carmen, Playa Blanca y Costa Teguise.

Dependiendo de las preferencias musicales y de los ambientes que más te gusten encontrarás locales de todo tipo que suelen estar abiertos hasta las tres de la mañana.

En Puerto del Carmen, reconocido por su animada vida nocturna, el paseo marítimo alrededor de la playa de Playa Grande es el epicentro de la actividad, con numerosos bares y clubes.

Playa Blanca, más relajada pero igualmente atractiva, ofrece bares selectos y clubes en la línea de la costa y en el puerto.

Costa Teguise, con un ambiente más familiar, presenta opciones en la Avenida de Jabillo y el Pueblo Marinero.

Teguise, la antigua capital, ha ganado popularidad para disfrutar de la noche de los domingos después del mercadillo, con una variedad de conciertos de música en vivo.

Arrecife también tiene una gran oferta de bares con música variada y un ambiente local auténtico.

La isla también cuenta con festivales destacados como Arrecife En Vivo y Jameos Music Festival por destacar dos de los más famosos.

** Fotografías de Lunamarina usadas mediante licencia de Freepik

Comparte:

Deja un comentario

Logo de Surf school
Desde 1996

Desde 1996, en Lanzarote disfrutamos enseñando el verdadero arte del surf. Estamos ubicados en la Reserva Natural de Famara, un paisaje idílico diseñado por la naturaleza y hecho para los amantes del surf. 

Echa un vistazo a nuestra amplia gama de programas de entrenamiento. Y si aún quieres más, ¿qué mejor manera de completar tu entrenamiento de surf que con cursos de SUP, Kitesurf, Yoga o Buceo? 

Chat
Hi! / ¡Hola! ?

How can I help you? / ¿Cómo te puedo ayudar?